lunes, 26 de junio de 2017

Had and Leonaard

Hoy en día estamos saturados absolutamente de todo. Lo cual creo que no es bueno.

¿Y por qué digo esto?




Pues muy sencillo. Me gustan las series de tv. No sigo fielmente muchas, pero me gusta sentarme en el sofá y buscar algún capítulo de alguna serie.


Cada día nos bombardean con estrenos de nuevas series…nuevas temporadas…

Yo no sé vosotros, pero a mí me cuesta seguir el ritmo. Tampoco voy a estar horas y horas sentado frente a la tv, ni voy a llenar el disco duro del Iplus porque según algunos “críticos” tal o cual serie no me la puedo perder.

Y todo ese bombardeo de estrenos y más estrenos hacen que de manera inevitable se nos cuelen o pasen desapercibidas para la mayoría del público algunas series que por unos motivos u otros no gozan de la atención que realmente se merecen.


Y hablo de una serie que acabo de ver la primera temporada (solo 6 capítulos) y que me ha sorprendido para bien.

La serie la emiten en el canal Sundace Tv y se llama: Hap and Leonard. Y sencillamente es magistral.

Una serie que habla sobre todo de la amistad entre dos colegas (Hap y Leonard) que se conocen desde la niñez.


Una historia que empieza con el regreso de la ex de Hap para proponerle un trabajo: tiene que buscar en el río un coche que años atrás se hundió con mucho dinero en su interior.

En ese momento de la historia, los dos colegas han sido despedidos del trabajo y Hap acepta el trabajo con la condición de que también entre Leonard. A partir de ahí la historia se irá complicando y pasando literalmente por encima de todos los personajes que componen la serie, hasta terminar en un penúltimo episodio que es realmente un baño de sangre.






Aquí tenéis el enlace de la página de AMC, que es la cadena que produce la serie. La primera temporada tiene como he dicho antes 6 capítulos, de apenas 45 minutos cada uno. Realmente se pasan rápidos los minutos, pues la serie mantiene desde el minuto 1 un ritmo aceptable, sin saber ni lento ni rápido. Las interpretaciones son de lo mejor que he visto en tv, la dirección y el montaje no tienen nada que envidiar a las grandes series del momento que copan la atención del gran público.



Cuando veo series como esta, entonces sé porque me gusta escribir guiones.