sábado, 26 de noviembre de 2016

CURSO DE GUIÓN 6


Una semana más y una nueva entrega de este mini curso de guión cinematográfico

Como todas las semanas, agradecer a Daniel Fernández Aguilar todo lo que me enseño durante los tres años que estuve en su escuela de cine.

Y recordaros que podéis visitar su blog AQUÍ





PERSONAJES DE APOYO/ DE REPARTO/ SECUNDARIOS


-Deuteragonistas: son los que comparten y acompañan al protagonista en la búsqueda de su objetivo.

Son los amigos, la familia, los compañeros, etc. Su principal función es la de dar información sobre el protagonista y ayudarle en su objetivo.

Con ellos el protagonista se comunicará a través del diálogo, posibilitándole explicarse (información), verbalizando y compartiendo sus decisiones (narración, movimiento hacia delante de la trama), haciéndoles participar de sus emociones (elemento dramático)y generando por la interacción con ellos nuevas situaciones emocionales (subtramas de amistad, romance, etc).

Los secuaces de apoyo que ayudan al antagonista pertenecen a este mismo grupo de personajes.

Mentores.- Son aquellos que invitan al personaje a pasar a la acción (tomar decisiones), los que les instruyen y aconsejan (Gandalf, Obi Wan, Morfeo, etc) El mentor es un deuteragonista de categoría especial, generalmente más sabio, experimentado y experto que el propio protagonista.

Temáticos.- Forman “parte del decorado” al que pertenecen, es decir, son los camareros de una escena en un bar, las azafatas de una escena en un avión, los empleados en una escena en un supermercado, las enfermeras en una escena de hospital.

Para obtener este rango deben participar de alguna manera en la(s) escena(s), bien sea con diálogo o acción. Contribuyen al realismo del entorno y pueden ser piezas valiosas en manos hábiles para dotar de verdad una situación totalmente prefabricada como es cualquier escena de nuestro guión.

Episódicos.- Son aquellos que aparecen en un único y determinado segmento o episodio del film.

Catalizadores.- Son los personajes de apoyo (deuteragonistas, temáticos o episódicos) que tienen la capacidad de dar un vuelco a la historia, por ejemplo revelando una clave que solo ellos conocen, dándoles una pista que desvíe la película hacia una dirección insospechada tanto para el protagonista como para el espectador, etc.

CARACTERISTICAS DEL PERSONAJE

La creación y desarrollo de personajes “reales” autónomos y diferentes entre sí atiende a tres aspectos fundamentales:

FISICO: Como es su aspecto, cuánto pesa, mide, cuántos años tiene, cicatrices, color de pelo, gafas, bigote, indumentaria y vestimenta, etc.

PSICOLÓGICO: Cómo piensa, cuál es su ideología, su manera de entender el mundo. Esto nos ayudará a comprender y a dar coherencia a sus decisiones y reacciones.


SOCIOLÓGICO: Cómo se relaciona con el entorno y el resto de personajes. En multitud de ocasiones sabremos más del personaje por lo que otros dicen de él cuando no está que por lo que revela él mismo.   


CONSTRUCCIÓN DEL PERSONAJE



Los personajes son las “piezas” humanas con las que contamos como guionistas, así que cuanto más humanas consigamos que sean, mayor identificación lograremos entre su destino y el interés del público por él.

Un personaje bien armado será aquel que se haya construido en toda su complejidad, habiéndole dotado de una personalidad rica en matices incluso en aspectos que no tendrá la oportunidad de demostrar en el guión pero que igualmente forman parte de sí.
Todos los personajes, al igual que las personas, ya sean los “buenos” o los “malos”, tienen cualidades y defectos, fobias y filias, vicios y virtudes, eso les humaniza y les confiere una autentica vida propia.

Para construir personajes en toda su integridad contamos con varios recursos y plantillas. Algunos guionistas escriben a modo de diario novelado la biografía del personaje, otros se apoyan en plantillas como la radiografía bio-psico-social (inventario completo y pormenorizado de las características del personaje) y la plantilla de idiolecto (habla específica de cada personaje). 

Este trabajo, previo a poner el personaje a accionar en el guión, nos facilitará enormemente la construcción de su arco dramático (desarrollo y cambio del personaje a lo largo del guión) ya que desde el conocimiento profundo de su vida y personalidad, nos convertimos en él y sabemos exactamente que va a hacer o decir, como va a reaccionar y de qué puede llegar a ser capaz en cada situación que le plateemos.

Si nuestro personaje está bien armado y nos apoyamos además en la plantilla de mapa escénico (en la que marcaremos el punto de ataque, contenido argumental, resolución, objetivos y estados de ánimo de los personajes, todo ello antes de escribir la escena), los diálogos se escribirán solos, el personaje se emancipará en nuestra mente y nosotros solo tendremos que transcribir lo que le vemos y oímos hacer o decir en cada caso.

En caso contrario, todos los personajes hablarán igual (que el autor), sus diálogos serán impersonales o no tendrán coherencia en la continuidad de las escenas, y se convertirán en muñecos artificiales y estereotipos que el espectador rechazará.


La semana que viene empezaremos con la RADIOGRAFÍA BIOPSICOSOCIAL DE UN PERSONAJE.
   







viernes, 18 de noviembre de 2016

CURSO DE GUIÓN 5

Esta semana empezamos hablando de los tipos de personajes y sus funciones. 
Como podréis apreciar, las entradas son bastante cortas. Se debe principalmente a que mi tiempo es bastante limitado, y también a que (me suele pasar cuando entro en algunos blogs) cuando veo entradas demasiado extensas me echan ligeramente hacia atrás. 

Recordaros que tenéis un blog bastante interesante de Daniel Fernández Aguilar pinchando AQUÍ

También me gustaría recordaros que todas las semanas en mi otro BLOG tenéis un nuevo capítulo de mi novela "La historia de la ciudad sin árboles" Os animo a seguir el blog y contribuir de esa manera el llegar a más público. Gracias.




FUNCIONES DE LOS PERSONAJES

En una película narrativa, los personajes representan el vínculo directo del espectador con la historia. El público se emocionará, se divertirá o se asustará en función de su identificación con ellos, quienes generalmente llevan también todo el peso informativo, narrativo y dramático del guión.

Son quienes hacen avanzar la historia a través de sus acciones, decisiones y diálogos, y por tanto los principales responsables del movimiento hacia delante de la historia.

En ocasiones “usaremos” personajes para resolver incógnitas, otras para abrir al espectador nuevas preguntas, en ocasiones servirán como mentores, apoyos, barreras, etc.

Por ejemplo, una película con gran carga dramática, algún personaje de apoyo suele tener la responsabilidad de suavizar la tensión con algún detalle cómico al servicio de las necesidades del guionista.

Cada personaje, sin atenderá su categoría o nivel de relevancia en la trama, tiene sus propias motivaciones y objetivos, y debemos crearlos con el mismo rigor que los principales.


TIPOS Y CATEGORÍAS DE PERSONAJES


Los personajes se dividen en dos categorías:


PERSONAJES PRINCIPALES

-Protagonista: Es el portador del objetivo principal, el que gana o pierde al final de la película, el que desarrolla estrategias  para conseguir aquello que quiere y no tiene, o tiene y no quiere. Su motivación  debe ser clara y comprensible para el espectador, que de otra manera se preguntará por qué el personaje hace lo que hace y que es lo que quiere exactamente.

El protagonista es UNO, incluso en películas en las que es una comunidad, un batallón o un grupo los que van juntos en busca del objetivo siempre encontraremos un responsable individual con el que el público identificará el objetivo (Marty, Frodo, Luke, Indy etc).
En la consecución del objetivo, el protagonista puede actuar en solitario pero generalmente se sirve de ayuda y compañía de otros personajes de apoyo.

Antagonista: Es la barrera personificada. El anti-protagonista, posee todas sus características: suele ser uno, tiene comparsa, motivaciones específicas y objetivo propio.

El objetivo del antagonista es algo en lo que no suelen reparar los guionistas “torpes”, y el resultado es una pobre galería de “malos” inconsistentes cuya oposición al protagonista no queda justificada.
El antagonista puede tener como objetivo propio neutralizar el objetivo del protagonista, también puede que compartan objetivo (por ganar la guerra, por conquistar a una chica/o, etc).

Incluso el objetivo del protagonista puede cruzarse accidentalmente con el del antagonista, que a su vez tiene un objetivo principal totalmente distinto al primero.

La construcción de un antagonista coherente y que “funcione” requiere tanta o más dedicación que la del protagonista de nuestro guión.

Un antagonista no tiene necesariamente que ser una persona, puede ser un paraje hostil, una máquina, los fenómenos atmosféricos, los elementos naturales, etc.


En las tramas de conflicto interno el antagonista es el mismo protagonista, cuyo debate interno funciona a modo de barrera como contra-objetivo.     

viernes, 11 de noviembre de 2016

CURSO DE GUIÓN 4


Buenas tardes. Cuarta entrega de este mini curso de guión. Espero que os sea de utilidad.

También me gustaría recordaros que en mi otro BLOG, tenéis todas las semanas un capítulo de mi novela: La historia de la ciudad sin árboles. 

Y como siempre, dar las gracias a Daniel Fernandez Aguilar. Podéis seguir su blog AQUÍ




COMO AFECTA UN MAL DIÁLOGO A LOS ELEMENTOS CLAVES DEL GUIÓN

Cuando los personajes están mal construidos y el diálogo no cumple sus funciones, éste será erróneo y lo podremos calificar como un mal diálogo. La onda expansiva de este error afecta al resto del guión.


ARGUMENTO/TRAMA

Los malos diálogos repercuten sobre el argumento haciendo que la historia que cuenta el guión quede poco clara, mal explicada o todo lo contrario, pueden aportar redundancia informativa y sobrecarga dramática.


PERSONAJES

Si se le atribuyen a un personaje diálogos malos o inapropiados se volverá incoherente e inconsistente a lo largo del guión, revelando a través de sus palabras una pobre construcción biográfica del mismo, además de evidenciar el desprecio del autor por crear una entidad con un carácter y una personalidad propia y única.



RELACIONES ENTRE PERSONAJES


Si en las relaciones que los personajes establecen a través del diálogo este no funciona, no avanza en función de las necesidades de la historia a la que están ligados o simplemente colaboran a que las relaciones no sean creíbles para el espectador, es posible que todo nuestro guión se infecte de esa inverosimilitud.



ESTRUCTURA DE LA HISTORIA

Los diálogos tienen en la inmensa mayoría de los guiones narrativos una importancia capital para explicar y expresar momentos de decisión del personaje, verbalizar sus motivaciones, subrayar el objetivo, ayudar o generar fórmulas de espera en las líneas principales para integrar con mayor naturalidad las secundarias, reforzar o incluso revelar los puntos de giro, etc.
Si estos diálogos fallan, el guión se derrumbará.


RITMO

Cuando el diálogo entre los personajes se extiende demasiado sin que realmente aporte nada que no se hubiera podido dar en la mitad de tiempo, el ritmo del guión se verá ralentizado. Los largos parlamentos de un personaje afectan al ritmo y la atención del espectador. Un guión demasiado parco en diálogos conseguirá un incremento del ritmo narrativo a través de los mismos cuando aparezcan, pero seguramente pondrán en peligro la armonía de la obra.


TEMÁTICA

Un mal diálogo puede llegar a cambiar o crear confusión acerca del tema del guión y desbaratar las buenas intenciones del guionista, que puede perder por culpa del diálogo la esencia principal de lo que pretendía decir en su obra.


ACCIÓN

Respecto a las acciones, el diálogo puede contradecirlas, duplicar el contenido de sus funciones o sustituirlas indebidamente. En todos los casos, la película perdería. 




viernes, 4 de noviembre de 2016

CURSO DE GUIÓN 3

Tercera entrega de este mini curso de guión cinematográfico. Dedicado en esta ocasión al diálogo

Y no quiero pasar sin dar las gracias a quien fue mi profesor durante tres años en la Escuela de Cine. Daniel Fernandez Aguilar y cuyo blog podéis visitar pinchando AQUI

También me gustaría recordaros, que en mi otro BLOG tenéis todas las semanas un capítulo nuevo de mi novela "La historia de la ciudad sin árboles". 



FUNCIONES DEL DIÁLOGO


DIÁLOGOS

El diálogo es una de las herramientas más efectivas que tiene el guionista para informar, narrar y emocionar, explicar circunstancias, poner en común (con el espectador) reflexiones de los personajes en voz alta, exponer planes inmediatos o proyecciones, hacer avanzar o redirigir las tramas y profundizar en los aspectos más complejos de la historia.

Los personajes son creaciones de ficción (jugamos a ser Dios) construidas a imagen y semejanza de las personas, y éstas para comunicarse utilizan el lenguaje verbal.

Debemos encontrar un equilibrio natural para no aportar artificialidad al guión con una inadecuada dosificación del dialogo.
Los diálogos en cine intentan ser siempre funcionales, no debe haber diálogos “huecos” o intrascendentes (de la misma manera que en el guión no incluiremos escenas vacías de contenido o de transición) pero el espectador de debe notar que existe una construcción en función del desarrollo de las columnas del guión. Para conseguirlo los personajes no deben tener fisuras y su forma de comunicarse ha de ser consecuente natural y espontánea.

Las principales funciones del diálogo son:

-Proporcionar información:

Sobre los personajes (cuando hablan de sí mismos a otros, cuando hablan de ellos otros personajes, etc) sobre elementos fundamentales de la trama y el tema que no se podrían exponer si no es a través de sus voces, sobre el contexto y entorno de la historia, sobre los planteamientos estratégicos de los personajes en la revelación de sus intenciones

-Mover la historia hacia delante:

Es decir, “llevar” la columna narrativa. La clave de un buen guión es mantener interesado al espectador de principio al fin. El diálogo es clave para enlazar escenas, proyectar con su contenido nuevas escenas, resolver enigmas y abrir incógnitas nuevas o emplazar al espectador a situaciones futuras (las cuales estamos obligados a resolver)

-Potenciar el elemento dramático:

A través de los diálogos podemos suministrar en las “dosis” que nos convenga, sensación de peligro, angustia, terror, amor, excitación, camaradería, odio, simpatía, pena, etc.

El arte de dialogar es uno de los aspectos más complicados y delicados de un guión, se puede llegar a dominar a base de técnica hasta llegar al “diálogo perfecto” y depurado al máximo, pero si queremos (y es lo que deseamos al escribir) que el espectador se identifique con nuestros personajes, tendremos que “ensuciar” los diálogos, y sin perder el efecto, darles forma humana, natural y cotidiana.

La gente se equivoca, da rodeos, se toma su tiempo para pensar, para decidir, se contradice, se reinterpreta a si misma, somos más o menos comunicativos en función de nuestro estado de ánimo, del interlocutor que tengamos. Los personajes también.

El mejor diálogo posible será aquel que suene natural en el personaje y la situación, cumpliendo sus funciones (dar la información, mover la historia, etc) y que, sin poder serlo nunca, suene al habla real de la calle. De nuestro día a día.